Bruselas señala que el modelo regulatorio español lastra la productividad

La Comisión Europea ha publicado recientemente su informe Semestre Europeo, en el que propone políticas y reformas al Gobierno español ante el peligroso estancamiento de su productividad, una de las principales vulnerabilidades del mercado laboral.

El principal problema que destaca la CE es la tasa de desempleo, “todavía muy alta” y “el alto grado de segmentación del mercado laboral entre los contratos temporales y los indefinidos”, que impide un crecimiento mayor de la tasa de productividad laboral. Además de abordar la necesidad de afrontar reformas económicas, entre ellas una reforma integral del Servicio Público de Empleo Estatal; reclamar un incremento de la inversión en I+D+i y llamar la atención sobre la necesidad de una reforma educativa consensuada que afronte el “excesivamente alto abandono” escolar, la Comisión también ha tenido duras palabras para el modelo regulatorio español.

El informe insiste que el modelo regulatorio es “de carácter restrictivo y fragmentado”, lo que “está impidiendo a las empresas beneficiarse de las economías de escala y está frenando la productividad”. Por todo ello, para homogeneizar la regulación y solventar este problema, se señala la necesidad de “avanzar en la aplicación de la Ley de Garantía de la Unidad de Mercado, una necesidad sobre la que llevamos tiempo llamando la atención desde Foro Regulación Inteligente.