La preocupación por la mala calidad normativa crece entre los empresarios españoles

La preocupación por la mala calidad normativa crece entre los empresarios españoles

La preocupación por la mala calidad normativa crece entre los empresarios españoles 2560 1707 Foro Regulación Inteligente

El Círculo de Empresarios ha publicado recientemente su barómetro empresarial de 2023. La encuesta revela que parte importante de las compañías españolas consideran que, en el último año, se ha producido un deterioro de variables como por ejemplo la percepción del Gobierno sobre el empresario, la intervención del Gobierno en las actividades empresariales, la calidad institucional, la transparencia en las decisiones gubernamentales, la seguridad jurídica y la calidad normativa.

El siguiente gráfico refleja el porcentaje de empresarios que comparte estas preocupaciones, con resultados que oscilan desde el 69,5% hasta el 79,6%.

La encuesta revela que los empresarios españoles consideran que la gestión del gasto público no es eficiente, con una valoración negativa del 88,1%, y opinan que es urgente evaluar los presupuestos para ajustar aquellas partidas que sean más prescindibles (71%) y acometer una reforma estructural de las estructuras administrativas (59,4%).

En lo que concierne a la unidad de mercado, el 68,2% de las empresas participantes en la encuesta consideran que uno de los principales obstáculos es la escasa cooperación y coordinación entre las distintas instancias de las Administraciones, así como la ineficiencia y/o la lentitud en las disposiciones normativas con amplios plazos de resolución (67%). Asimismo, hay quejas sobre la discrecionalidad de las decisiones administrativas (42,9%), la escasa o compleja digitalización de los servicios e instancias públicas (39,9%) y la ausencia de sistemas de “ventanilla única” (29,7%).

Secciones posteriores del estudio revelan que otro 28,8% aboga por generalizar el “silencio positivo” y un 23,4% pide sustituir licencias por declaraciones responsables de manera general. Asimismo, un 44% sitúa la reducción de la carga regulatoria como uno de los principales retos de medio y largo plazo, de modo que esta es la quinta reforma más urgente para el empresariado, solamente por detrás de la reforma administrativa (58,4%), la mejora educativa (55,7%), la reforma de las pensiones (45,5%) y la reforma tributaria (45,2%).

Por último, en referencia a los fondos europeos, un 50,7% señala que la complejidad en los trámites administrativos ha hecho que la empresa no opte a tales recursos, con un 38,4% que apunta que el diseño de las ayudas excluye a su sector y otro 31,5% que considera que los planteamientos realizados excluyen a las pymes.

El sondeo al completo se puede consultar aquí.