Sturzenegger, el ideólogo de la simplificación regulatoria en Argentina

Sturzenegger, el ideólogo de la simplificación regulatoria en Argentina

Sturzenegger, el ideólogo de la simplificación regulatoria en Argentina 1280 841 Foro Regulación Inteligente

El gobierno de Argentina ha presentado un extenso plan orientado a reducir la carga regulatoria que soportan las empresas y las familias del país, el Decreto 70/2023 de bases para la reconstrucción de la economía argentina (también conocido como el Decreto de Necesidad y Urgencia).  Su arquitecto no es otro que Federico Sturzenegger, que ejerce como asesor de la Casa Rosada y en el pasado ha ocupado responsabilidades ejecutivas al frente de diversas entidades financieras y del Banco Central del país del Cono Sur.

El comienzo de la aplicación del plan llega con la aprobación de un decreto de necesidad y urgencia el pasado 20 de diciembre. Dicha norma contiene 366 artículos y prevé la derogación de unas 30 leyes y regulaciones que Sturzenegger y su equipo revisaron a fondo, apuntando a la eliminación de trabas a la competencia, la supresión de requisitos regulatorios excesivamente costosos y el fin de privilegios económicos concedidos a determinados colectivos.

De entre los cientos de cambios identificados por Sturzenegger, el Ejecutivo que preside Javier Milei ha querido destacar “el espíritu liberal de estas modificaciones, que abandonan el viejo marco de ideas según el cual todo está prohibido, salvo aquello que sea explícitamente tolerado por el Estado”. El decreto incluye las siguientes mejoras:

1. Derogación de la Ley de Alquileres, para que el mercado inmobiliario vuelva a funcionar sin problemas y alquilar no sea una odisea.

2. Derogación de la Ley de Abastecimiento, para que el Estado proteja efectivamente el derecho de propiedad.

3. Derogación de la Ley de Góndolas, para que el Estado deje de meterse en las decisiones de los comerciantes argentinos.

4. Derogación de la Ley del Compre Nacional, que solamente beneficiaba a determinados agentes protegidos por el gobierno.

5. Derogación del Observatorio de Precios del Ministerio de Economía, para evitar la persecución de las empresas.

6. Derogación de la Ley de Promoción Industrial, que interviene innecesariamente al sector secundario.

7. Derogación de la Ley de Promoción Comercial, para facilitar el desarrollo de actividades empresariales sin interferencia pública.

8. Derogación de la normativa que impide la privatización de las empresas públicas, con ánimo de sacar al mercado compañías como YPF.

9. Derogación del régimen de sociedades del Estado, para mejorar la gestión de dichos entes y su entrega al sector privado.

10. Transformación de todas las empresas del Estado en sociedades anónimas, para su posterior privatización.

11. Modernización del régimen laboral, para facilitar el proceso de creación de empleo.

12. Reforma del Código Aduanero, para impulsar el comercio internacional.

13. Derogación de la Ley de Tierras, para promover las inversiones.

14. Modificación de la Ley de Manejo del Fuego, para eliminar barreras artificiales a la gestión del suelo.

15. Derogación de las obligaciones que los productores azucareros enfrentan en materia de producción azucarera.

16. Liberación del régimen jurídico diferenciado aplicado al sector vitivinícola.

17. Derogación del sistema nacional del comercio minero y eliminación del Banco de Información Minera.

18. Autorización para la cesión del paquete de acciones de Aerolíneas Argentinas, con ánimo de acometer su privatización.

19. Implementación de la política de “cielos abiertos” para acabar con la sobrerregulación que encarece y dificulta los vuelos de las aerolíneas de pasajeros.

20. Modificación del Código Civil y Comercial, para reforzar el principio de libertad contractual entre las partes.

21. Modificación del Código Civil y Comercial, para garantizar que las obligaciones contraídas en moneda extranjera deban ser canceladas en la moneda pactada.

22. Modificación del marco regulatorio de la medicina y las obras sociales, para reducir y suprimir cargas innecesarias.

23. Eliminación de las restricciones de precios a la industria.

24. Incorporación de las empresas de medicina al régimen de obras sociales.

25. Establecimiento de la receta electrónica como mecanismo que permita agilizar el servicio de salud y ayude a minimizar costes.

26. Modificaciones al régimen de empresas farmacéuticas para fomentar la competencia y reducir costos.

27. Modificación de la Ley de Sociedades, para que los clubes de fútbol puedan convertirse en sociedades anónimas si así lo desean.

28. Desregulación de los servicios ofrecidos por internet.

29. Desregulación del sector turístico, eliminando el monopolio de las agencias de turismo.

30. Incorporación de herramientas digitales, para agilizar los trámites de los registros automotores.

“Hoy damos el primer paso para terminar con este modelo”, explicó el nuevo mandatario argentino el pasado 20 de diciembre, señalando que este será el primero de muchos cambios inspirados por los cambios que identificó Sturzenegger, y que es una “señal clara y contundente de que Argentina se encamina en otra dirección” (vean aquí una entrevista a Sturzenegger).

En paralelo, el gobierno argentino también se ha inspirado en el trabajo de expertos como Sturzenegger para enviar al Congreso la conocida como Ley Ómnibus, un texto que recoge 664 artículos y abarca 351 páginas y será discutido en sesiones extraordinarias hasta finales del mes de enero. El texto promueve la privatización de empresas públicas, elimina las elecciones primarias obligatorias y de índole oficial, abre el proceso de elección de diputados con listas abiertas, propone sanciones reforzadas a quienes ejerzan acciones de boicot violento en manifestaciones o protestas.