Más de la mitad de los empresarios de España reclaman una disminución de la presión fiscal

La CEOE y KPMG han presentado la cuarta edición de su informe “La empresa española ante el Covid-19“, un sondeo que pulsa la opinión de miles de empresarios y directivos de España y según el cual el 65% de los empresarios reclama al Gobierno que disminuya la presión fiscal.

Ninguna otra cuestión preocupa más al sector privado español, puesto que la siguiente respuesta con mayor porcentaje de consenso se queda en un 56%, nueve puntos porcentuales por debajo del reclamo de una fiscalidad más baja, y se refiere a la mejora de la eficiencia en el gasto. El tercer aspecto que más preocupa a las empresas españolas es el de la liquidez: un 55% de los sondeados insiste en que mantener la financiación a las empresas afectadas por el covid-19 será vital para relanzar la recuperación económica.

Otras cuestiones que también preocupan al empresariado son las reformas estructurales (35%), la mejora del marco laboral (23%) o la simplificación administrativa (20%). Con menos peso también aparece la reforma del sistema educativo (18%), la mejora de las infraestructuras (11%), la clarificación de las competencias de la Administración (10%) o la unidad de mercado (9%).

Además, casi dos tercios de los empresarios y directivos consultados creen que la crisis volverá a ser especialmente larga, al igual que sucedió con la Gran Recesión. Aunque muchos socios europeos aspiran a salir de la pandemia con una curva “en V”, un 62% opina que en el caso de España la crisis será larga y se extenderá hasta 2022 o 2023.

Por otro lado, apenas un 10% de los sondeados afirma que su facturación no se ha visto golpeada por la pandemia, mientras que otro 28% cree que la corrección experimentada por su mercantil se podrá compensar con algo más de brevedad, en torno a 2021.