Los beneficios del 5G dependen de que se aplique una regulación inteligente

Ahora son las telecos las que miran a los reguladores y reclaman la aplicación de una regulación inteligente como única garantía de que se obtengan todos los beneficios de la implantación de la tecnología 5G, llamada a revolucionar el mundo de las telecomunicaciones.

El escenario no podía ser otro que el Mobile World Congress (MWC) de Barcelona y la voz que ha señalado el problema, la del máximo responsable de la principal teleco de España: José María Álvarez-Pallete, presidente ejecutivo de Telefónica. Básicamente ha afirmado que, si no se simplifican las leyes, el 5G está en peligro.

Todo el mundo habla del internet de las cosas, de cómo va a suponer una nueva revolución digital, pero de lo que no se habla tanto es de que esa nueva economía de datos necesita inexorablemente de un aumento exponencial del tráfico en las redes. “La tecnología es asombrosa, pero la conectividad es impresionante“, dijo Álvarez-Pallete en el MWC.

En este contexto, el máximo ejecutivo de Telefónica se cuestionó: “¿Señala en alguna parte la teoría de la competencia que es necesario un operador móvil por cada millón de habitantes en Europa?”. Álvarez-Pallete volvía a poner encima de la mesa un contexto que explica que el teleco sea “el sector más deficitario de Europa”.

El presidente de Telefónica reclamó un nuevo marco regulatorio más valiente de cara al inminente despliegue de la tecnología 5G. “Los reguladores deben simplificar la regulación, si no gran parte de la innovación en 5G se perderá antes del despliegue”, advirtió.