Las llamadas y el uso de datos se han abaratado un 95% tras la regulación del roaming en la UE

La aplicación de la regulación sobre el roaming en la Unión Europea ha tenido un efecto claro en los precios: llamadas y datos se han abaratado un 95% tras dicha regulación, según un estudio de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Fue el 15 de junio de 2017 cuando Europa dijo adiós al roaming, concluyendo un largo proceso de negociación que se había iniciado una década antes. El trabajo de la CNMC, recogido por varios medios, explica que el precio por minuto en llamadas desde países comunitarios ha evolucionado desde los 85 céntimos de euro de comienzos de 2007 a los 3,9 céntimos cobrados en el primer trimestre de 2018. A ello hay que sumar que las llamadas recibidas pasaron a ser gratuitas a lo largo de 2017.

Respecto al consumo de datos, la caída de precios es aún mayor: un 98,1% en los últimos cuatro años en España. De acuerdo con la CNMC, el precio por GB ha caído de los 200 euros del segundo trimestre de 2014 a los 4,1 euros cobrados por los operadores españoles en el primer trimestre de 2018. Como es lógico, esto ha provocado un incremento correlativo del consumo de datos.

“El análisis de la CNMC ha permitido comprobar que, en lo que respecta tanto a los servicios a nivel mayorista como a los servicios minoristas o finales, los operadores móviles que operan en el mercado español han ofrecido los servicios de itinerancia internacional conforme a los precios establecidos por los distintos reglamentos comunitarios”, concluye el informe.