La UE avanza hacia una regulación más inteligente de medicamentos veterinarios

Tras más de cuatro años de trabajo técnico entre las instituciones europeas y los Estados miembros, la regulación sobre los medicamentos para animales parece que se encamina hacia un nuevo sistema común. El pacto alcanzado el 5 de junio entre la Presidencia búlgara del Consejo y los europarlamentarios ha sido recientemente confirmado por los embajadores de la UE en el Comité de Representantes Permanentes (COREPER).

La nueva regulación se orienta hacia la simplificación e innovación de procedimientos para la autorización de comercialización de nuevos medicamentos. Básicamente, allana el camino para un nuevo reglamento que mejore la disponibilidad de estos fármacos, así como la competitividad y la innovación en el sector.

La nueva normativa reducirá la carga administrativa para las compañías desde el momento en que simplifica e innova los procedimientos para la obtención de una autorización de comercialización de nuevos medicamentos.

Se intenta así dar respuesta a una demanda de los operadores del sector, que han estado años quejándose de que la regulación actual limita sobremanera no sólo el uso de medicamentos, sino también su autorización y distribución; al tiempo que el exceso burocrático ralentiza cuando no frena la innovación.

Los siguientes pasos para poner en marcha esta regulación más inteligente suponen que, una vez confirmado el acuerdo en el COREPER, la propuesta se vote en la Eurocámara en primera lectura y, de ahí, vuelva al Consejo para su aprobación.