La cruzada de Tim Cook por la regulación del tráfico descontrolado de datos personales

Tim Cook, el máximo responsable de Apple, continúa con su cruzada para que las autoridades estadounidenses establezcan una regulación sobre la forma en que las empresas tecnológicas tratan los datos personales de los usuarios. La idea de Cook es que el Congreso de Estados Unidos y la Comisión de Comercio promuevan un cambio radical.

El CEO de Apple lleva tiempo lanzando el mismo mensaje. De hecho, el pasado año en Bruselas defendió la GDPR europea y exigió que las autoridades estadounidenses adoptasen medidas similares. Ahora insiste a través de una tribuna en la revista Time, en la que denuncia la “economía en la sombra” que mantienen las compañías que comercian con los datos personales de los consumidores.

“Los consumidores no deberían tener que tolerar otro año de compañías que acumulen de manera irresponsable enormes perfiles de usuarios, violaciones de datos que parecen estar fuera de control y la capacidad de control de nuestras propias vidas digitales”, asegura Cook en un artículo en el que afirma que ha llegado la hora de “defender el derecho a la privacidad: el suyo, el mío, el de todos nosotros”.

En concreto, el responsable de Apple señala directamente a los “intermediarios de datos”, empresas que agrupan información de usuarios, los empaquetan y los venden sin dejar rastro y sin el consentimiento de los interesados. “El rastro desaparece incluso antes de que sepas que hay un rastro. En este momento, todos estos mercados secundarios existen en una economía sumergida que en gran medida no está controlada, fuera de la vista de los consumidores, reguladores y legisladores”.

En opinión de Cook, una legislación federal debe de permitir a los usuarios tener un control efectivo sobre sus datos de forma que puedan impedir su comercialización, pero también debe “iluminar a los actores que trafican con sus datos tras bambalinas”. Para ello, el responsable de Apple cree que dicha regulación debe de centrarse, como mínimo, en cuatro ámbitos:

  • El derecho a minimizar los datos personales.
  • El derecho a conocer qué datos personales compilan las compañías.
  • El derecho de acceso a dichos datos.
  • El derecho a que esos datos se mantengan de forma segura.