El Senado insta al Gobierno a regular la venta de entradas online

El sector de los espectáculos musicales sigue muy revuelto. La rapidez con la que se agotaron las entradas de los conciertos de U2 y Metallica, sin ser un fenómeno nuevo, generó una revuelta de indignación en consumidores y promotores que llegó hasta el mismo Congreso, lo que obligó a pronunciarse a Íñigo Méndez de Vigo, Ministro de Educación, Cultura y Deportes, y a su colega de Interior, Juan Ignacio Zoido.

El último capítulo en torno al escándalo por la reventa de entradas de conciertos se ha cerrado en el Senado. La Cámara Alta aprobó hace unos días una moción promovida por el Partido Popular instando al Gobierno a adoptar medidas. En una nota distribuida por el Grupo Parlamentario Popular en el Senado,  se apuntaba que “la burbuja especulativa que supuso que las 16.000 entradas del grupo U2 en septiembre se agotasen en 10 minutos es absolutamente inaceptable, con un sobreprecio que tienen que pagar los consumidores”.

En este sentido, el comunicado incide en denunciar el “daño irreparable que hay que parar y por eso entendemos que este tema tiene que regularse y controlarse, y el Gobierno está en ello a través de una consulta pública y con la voluntad de resolverlo”.

De acuerdo con Carmen Riolobos, portavoz de Consumo del PP, la iniciativa persigue garantizar “la protección a los consumidores, artistas, intérpretes, promotores y empresarios para estudiar e impulsar junto a las comunidades autónomas, una regulación de las páginas de reventa de entradas para evitar abusos, el que se determine si hay infracción penal o civil y el prohibir el uso de robots para la obtención de entradas”.