Día de la Deuda: desde el 11 de noviembre, España sólo se financia con deuda

A menudo estudiamos la evolución de la deuda pública en comparación con el PIB, pero ¿qué pasa si sencillamente comparamos ingresos y gastos para ver cuántos días de desembolsos presupuestarios se cubren con recursos fiscales y cuántos se financian emitiendo deuda?

El sábado 11 de noviembre fue el Día de la Deuda en nuestro país. Esto significa que el Gobierno de España consumió todos sus ingresos y comenzó a financiarse hasta el 31 de diciembre emitiendo deuda. Aunque el saldo negativo alcanza ahora los 50 días, en 2009 llegó a rondar los 150.

  • Solamente la Administración central de Francia tiene un saldo más negativo que el de España, ya que su Día de la Deuda se cumple el 7 de noviembre. La media de la Unión Europea arroja un Día de la Deuda con fecha 6 de diciembre.
  • Gobiernos centrales como el de Alemania tienen superávit presupuestario, de modo que su recaudación cubre todo el gasto que va del 1 de enero al 31 de diciembre, pero además también financia siete jornadas de desembolsos del año siguiente. El saldo positivo más pronunciado es el de Suecia.
  • Si nos fijamos en el saldo presupuestario de los cuatro países de la UE que tienen un modelo territorial más descentralizado, vemos que las comunidades autónomas españolas tienen la posición fiscal más desfavorable, ya que cubren 20 días de gasto con deuda.
  • En cuanto a los gobiernos locales, el buen funcionamiento de la Regla de Gasto ha conseguido que España ocupe el segundo lugar de la clasificación, con un saldo positivo equivalente a 39 días de gasto público.
  • El déficit de la Seguridad Social en España, que ha motivado el progresivo vaciamiento de la llamada “hucha de las pensiones”, nos deja en la última posición de la UE. Los ingresos se quedan cortos y cuarenta días de gasto de la Seguridad Social se cubren por otra vía.
  • Si juntamos todos los ingresos y todos los gastos del Estado, el Día de la Deuda llega algo más tarde: el 23 de noviembre. Bajo esta lupa, España está en el peor puesto del ranking, mientras que Luxemburgo se convierte en el país con unas Administraciones más saneadas.

Consulte aquí el informe completo elaborado por Foro Regulación Inteligente y el Institut Économique Molinari.