Estamos acostumbrados a hablar con optimismo sobre el potencial de innovación que tiene la economía del siglo XXI, pero a menudo dejamos a un lado la enorme dificultad que entraña la aplicación efectiva de grandes cambios.
Por eso merece la pena echar un vistazo a un interesante libro firmado por Fredrik Erixon y Bjoern Weigel, dos autores escandinavos con años de trayectoria en el campo empresarial. El ensayo, titulado The Innovation Illusion, nos recuerda que no es tan fácil plasmar en la práctica las innovaciones que tanto entusiasmo generan cuando se analizan de forma meramente teórica.

Para Erixon y Weigel, la economía del siglo XXI ha perdido el dinamismo necesario como consecuencia de un exceso regulatorio. Para los autores, “se ha pretendido generar un capitalismo predecible y controlado, pero esto nos conduce a una economía cada vez más estancada y menos dinámica, en la que el paradigma actual está blindado y cualquier innovación fundamental puede quedarse fuera por la falta de flexibilidad de las reglas del juego”.

En resumen, un libro interesante, provocador y que vuelve a poner de manifiesto la importancia de mejorar el clima regulatorio para maximizar el crecimiento empresarial, la innovación y la prosperidad.